26 DE NOVIEMBRE DE 2012. DIARIO DE UNA VIDA RURAL

Buenos días. Hoy nos hemos despertado con una copiosa lluvia que ha empapado Trévago hasta medio día. Después ha llegado la calma y esta tarde la niebla ha descendido desde la cumbre de la sierra del Madero hasta el río Manzano para alargar sus brazos por todas las calles del pueblo hasta envolverlo en su manto. La temperatura es buena y no hace frío aunque pronostican frío y algo de nieve para los próximos días. Son los efectos de la luna llena…

Este fin de semana un nutrido grupo de trebagüeses nos hemos desplazado hasta Valladolid para presentar nuestro pueblo y sus atractivos a todos los visitantes de la feria de turismo interior INTUR 2012 que se ha celebrado en el recinto ferial de la capital castellanoleonesa. El viernes por la tarde nos reunimos en Las Escuelas José Luis, Jonathan, María (de Pamplona), Nuria (de la Nati), Nicolás, Vicen y Javi y Gustavo que trajo una monovolumen de Zaragoza para que pudieramos ir todos juntos. En ella montamos todos nuestros pertrechos, mucha ilusión, alegría, la magnífica reproducción de rueda de molino hecha por Nuria y folletos e información de nuestro pueblo que queríamos transmitir a todo el que se parase a escucharnos.

Desde Madríd acudieron a la “llamada” Estela y Leo, Irene y su tía, trevagüesa residente en México. Desde Logroño viajaron Berta y su amiga Isabel. Y para completar el equipo, dos días antes habían llegado Anselmo, Nuria y Luz.

El sábado por la mañana nos vestimos con nuestras camisetas nuevas del Centro de Interpretación de las Canteras Molineras de Trév/bago y nos dirigimos a la feria. Y Trévago desembarcó en INTUR.

Por parejas y pequeños grupos recorrimos las instalaciones de la feria repartiendo información a todos los asistentes, invitándoles a participar en las presentaciones del pueblo y el museo que se realizaron en el stand de la Diputación de Soria el sábado a medio día, por la tarde y el domingo por la mañana. En estos dos días no ha quedado rincón ni azafata en el recinto que no hubiera oido hablar de Trévago y sus atractivos. Además, las presentaciones se completaban con una degustación de patatas fritas, cortezas y torreznillos de la zona donados generosamente por Artefritas y Sorama, lo que obviamente hizo mucho más atractivas nuestras explicaciones, comentarios y sugerencias sobre por qué hay que venir conocer La Rinconada y sus gentes.

El sábado por la tarde preparamos un taller muy atractivo sobre arqueoturismo en el que participaron numerosos pequeños emocionados al encontrar, en nuestra improvisada excavación, los más variados restos arqueológicos. Una actividad genial para los pequeños y que también disfrutaron los padres viendo cómo sus hijos se afanaban en descubrir alguno de los tesoros de Trévago. Al mismo tiempo, en los mostradores del stand, seguíamos repartiendo folletos, explicando de forma personalizada todo lo que se puede hacer en nuestro pueblo a los muchos curiosos y parejas interesadas en visitar y recorrer los senderos de la sierra del Madero, el ecomuseo de las Canteras Molineras, la peña el Mirón, el Revedao, etc. (todas estas ya no son palabras extrañas para muchos). Además, saben que pueden quedarse a dormir en las casas rurales o el albergue y participar en alguna de las actividades que organizamos a lo largo del año como el “Día del Árbol” o las “Jornadas Micológicas”. Un EXITO rotundo gracias al gran trabajo de todos.

Dos intensos días de duro trabajo pero que también hemos disfrutando como embajadores de nuestro pueblo que somos todos. Entre los guerreros de Numancia, los romanos de Muro o los talleres de acebo de Oncala ha destacado sobre todos el buen trabajo, el cariño y la forma de transmitir que hemos tenido los trebagüeses que hemos participado en esta gran labor de promoción de forma voluntaria. Porque nos gusta el pueblo y queremos que todos los demás también lo disfruten y practiquen slowtravel con nosotros (un turismo tranquilo, integrador con los habitantes de la localidad, las actividades que aquí se realizan y nuestro entorno).

Seguro que volveremos y seguiremos participando en estas iniciativas para que todo el mundo sepa que Trévago es un pequeño GRAN pueblo del noreste de Soria en el que sus habitantes trabajan para que siga muy vivo y lleno de atractivos para todos.

Entre tanta actividad de comunicación también hubo tiempo para conocer un poco la ciudad y probar sus pinchos. Un fin de semana diferente con un objetivo principal más que cumplido. (Os pongo fotos ilustrativas para que os hagáis una idea. Algunas son mías y otras de Leo).

Enhorabuena a todos!

Nos vemos en Trévago!

PD. Gracias a Cristina Aldavero, la azafata del stand que se volcó totalmente con nosotros y que al poco rato ya explicaba Trévago a todos como si fuera de aquí.

Comentarios cerrados.

RSSSuscribete al blog ahora.